Home Up  

 Traducciones                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ En una Biblia del año 1828 se dice: “La Biblia o Antiguo Testamento y Nuevo Testamento; traducidas al español de la Vulgata Latina”. ¿Que Biblia es ésta y cuál fue la primera versión en Español? María Martínez, Carolina.

            R/ Los textos sagrados, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, fueron divulgados, a pesar de la clandestinidad de los primeros siglos, por la Iglesia Católica. La lengua culta era el griego y en ella se escribió el Nuevo Testamento, como vimos. Todo el mundo civilizado la hablaba. Pero los tiempos van pasando y el latín se va imponiendo, del tal modo que, cuando llega la caída del Imperio romano, ocurre el mismo fenómeno: ahora es el latín quien se ha impuesto y convertido en la lengua cultural de Europa. A la vez surgen las nuevas nacionalidades y el latín va dando origen en ellas a las lenguas románicas, llamadas también vulgares porque surgen del habla de los pueblos: francés, español, rumano, italiano, portugués, catalán...; y se van concretando las formas de las lenguas germánicas: alemán, inglés, holandés...

            En el ambiente de las catacumbas surge la primera necesidad de traducir al latín el texto bíblico, que suele ser parcial, es decir, de algunos de los libros más usados, como es el Salterio. La primera versión total es la conocida como Vetus Latina (“VL” en su sigla latina; o “it”, por el nombre del principal códice o copia de la misma, el “itálico’; recomendado por S. Agustín). Como había que copiarla a mano, se constatan muchas variantes de los copistas. Por eso surge el encargo del papa S. Dámaso el año 390 a S. Jerónimo, un hombre muy culto, que logra un texto realmente aceptable y que se divulga por todo el mundo cristiano (la labor de los copistas en los monasterios es ahora un foco cultural extraordinario). Esa es la llamada por este motivo “Vulgata” (“Vg” = divulgada), que se convierte en la base del uso normal en la Iglesia, hasta casi el Concilio Vaticano II. Todavía me acuerdo de haber oído decir a predicadores el texto latino de la Vulgata antes de traducirlo al español. 

            La primera traducción al español fue hacia 1272 por Herman, llamado el alemán, obispo de Astorga, León, España. Por esos años también se hace la encargada por Alfonso X el Sabio (“alfonsina”), que reina en Castilla y León de 1252 - 1284. La primera se traduce de la Vulgata, la segunda conoce también el texto hebreo y griego. Luego vendrían otras, aunque la llamada “contrarreforma”, por reacción a la protestante, frena esa labor de traducción. Hay que pensar que en esos siglos prácticamente todo el mundo entiende el latín.

            Por otra parte, la Inquisición era muy exigente en el respeto al texto bíblico, si no era el latino. Traducir dos libros al castellano le constó a Fr. Luis de León cinco años de cárcel, aunque él precisa: “la envidia y mentira me tuvieron encerrado”. Hay que pensar que Fr. Luis conocía el hebreo, el arameo y el griego perfectamente; no hablemos del latín (lengua en la que escribe todos sus tratados de Teología o Exégesis) y del español (de la que es uno de los mayores pilares). El Libro de Job lo traduce en tercetos encadenados. Un detalle más de la categoría literaria y teológica del ilustre agustino.

 

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF