Home Up  

 Canonización e Isaías                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ ¿La beatificación de Carlos M. Rodríguez (Charlie) concuerda con lo que se dice en Isaías 8,19-20? Ángel Negrón, Mayagüez.

            R/ El capítulo 8 se inicia con una descripción de las consecuencias que el pueblo judío tendrá que soportar por haberse apartado de Dios. El v. 19 dice: “Si os dijeren: consultad a los pitones y adivinos, los cuales rechinan en sus encantamientos, responded: ¿Pues qué, no ha de acudir el pueblo a su dios? ¿A los muertos ha de recurrir para saber de los que viven? - 20: A la Ley más bien y al Arca santa es a donde han de recurrir. Que si no hablaren conforme a lo dicho no amanecerá para ellos la luz del día”.

            Como se ve es una ironía sobre el mal uso que estaban dando los judíos a todo esto de los encantamientos, brujería, santerismo, satanismo, o como quieran llamarlo hoy. La Ley y el Arca santa valen más que todo eso.

            Todos los lectores del  Visitante han podido constatar el esfuerzo del semanario en detallar el proceso que se sigue, en general, en la canonización de los santos: cómo en un principio se hacía por el mero hecho de leer los nombres de los mártires y de los que se habían distinguido en su vida de cristianos dentro de la celebración eucarística; cómo después se inició, precisamente con un agustino, S. Nicolás de Tolentino, todo un proceso canónico; cómo todo este proceso fue reformado por Pablo VI y más recientemente por el mismo papa actual, Juan Pablo II.

            Los lectores del Visitante han podido constatarlo en la aplicación al caso de nuestro querido Beato Carlos Manuel, para que al final el Papa haya podido declarar, con su autoridad apostólica, que este hombre ha vivido de tal manera la cercanía de Dios, su Gracia y su presencia entre nosotros, que ahora ya goza de la visión beatífica en el cielo. Allí está contemplando a Dios “cara a cara”, como les dirá S. Pablo a los corintios...

            Quien haya tenido un poco de paciencia y leído algunas de las tantas páginas que el Visitante ha publicado, incluso desde esta misma columna, sobre el tema, se ha podido convencer de que “cualquier parecido (entre el texto de Isaías y este proceso) es una pura coincidencia”. Y si lo que se pretende con esta comparación es argüir desde la Biblia contra la Iglesia Católica, el fenómeno se llama “metedura de pata”. No hay que olvidar que es la Iglesia la que escribe la Biblia; o sea, la Biblia (N.T.) nace en la Iglesia y no al revés.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF