Home Up  

 Evangelio, ¿mayúscula?                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

P/ He visto que la palabra “evangelio” está escrita unas veces en singular y otras en plural, unas veces con mayúscula y otras con minúscula. ¿Qué es lo correcto?  Gracias por su atención y que Dios siga bendiciéndole abundantemente. Virgen Hernández.

             R/ ¡Gracias por tus buenos deseos! ¡Que Dios te los compense!

Aunque parezca una pregunta tonta, no lo es tanto. Y no es un chiste cambiar las vocales de esa palabra… Efectivamente, en Gramática los más pequeños saben que un sustantivo común puede tener singular y plural, y se escribe normalmente con minúscula. Uno propio no puede tener plural y se escribirá siempre con mayúscula. 

Pero en esto, como en casi todo, se dan excepciones curiosas. “Iglesia” irá con mayúscula siempre que pensemos en la Católica, Apostólica, Romana. Pero hablamos fácilmente de la iglesia local, las diversas iglesias, la iglesia adventista, la iglesia pentecostal…, o cuando nos referimos al templo, con minúscula.

Cuando lo aplicamos a la palabra “Evangelio” hay que tener en cuenta que, dado su contenido, algunos la escribirán siempre con mayúscula, incluso cuando la expresan en plural. Otros se preocuparán poco de este asunto y la escribirán con minúscula demasiadas veces, o viceversa... Intentaré dar unas pautas.

Cuando usamos la palabra “Evangelio” para expresar la doctrina que Jesús vino a traernos de parte el Padre, es decir, en el sentido de la “Buena Nueva” de salvación que Jesucristo dejó en manos de un grupo de amigos y que ellos trasmitieron desde esa entidad que hemos llamado Iglesia, primero de palabra y después ellos mismos u otros también por escrito, en documentos tanto bíblicos como extrabíblicos, naturalmente el contenido es tan profundo y singular, que debe ser siempre tratado como el Nombre Propio más elegante de toda la humanidad... ¡Debe escribirse siempre con mayúscula!

Pero cuando nos referimos a esos cuatro libritos de la Biblia, que se encuentran en el Nuevo Testamento y que narran la vida de Jesús, nos referimos a algo que entra dentro del concepto gramatical de “nombre común” y, por tanto, debemos escribirlo con minúscula: Así hablamos de los “evangelios sinópticos” y del “evangelio teológico de Juan”, de los “evangelios y de las cartas apostólicas”…

Otra cosa es cuando citamos el Evangelio de Juan, o el Evangelio de Marcos. Es que entonces estamos utilizando la expresión como el título propio de un libro concreto. Y los títulos también van siempre con mayúscula.

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF