Home Up  

 La Cremación                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ Me gustaría saber la posición del Iglesia Católica ante el procedimiento de Cremación. Resulta sorprendente ver anuncios de Cremación en el mismo Visitante. Mildred Zapata, Mayagüez  

            R/ El Código de Derecho Canónico, por el que se rige la Iglesia Católica, renovado y actualizado según las directrices del Concilio Vaticano II, dice en su canon 1176 & 3: “La Iglesia aconseja vivamente que se conserve la piadosa costumbre de sepultar el cadáver de los difuntos; sin embargo, no prohibe la cremación, a no ser que haya sido elegida por razones contrarias a la Doctrina Cristiana”.

            Prefiere la Inhumación (enterramiento) porque se acomoda más a la costumbre de expresar la fe en la Resurrección de los muertos y al respeto al cuerpo que ha sido templo del Espíritu Santo. Pero ha levantado la prohibición de la Cremación porque ya no existe la influencia de la tesis racionalista, que la ponía como expresión de la incapacidad de esa Resurrección. Pensar hoy que Dios puede resucitar el cadáver de uno, que ha sido devorado por los gusanos, y que no puede hacerlo, si ha sido devorado por el fuego, es simplemente una aberración mental, tanto científica como religiosa.

            Por eso hoy la Iglesia, que sabe muy bien que la Cremación es un método más higiénico y más barato, respeta tanto lo primero (la higiene) como lo segundo (el dinero); y solamente exige que se le respete a ella su Doctrina. El Visitante no comete ningún error con esos anuncios.

            En la práctica se aconseja decididamente que se hagan los funerales antes de la Cremación, para ofrecer los sufragios primeros en la presencia de ese cuerpo que ha sido templo vivo de Dios. Se respeta que se hagan esos Responsos en el mismo lugar de la cremación e incluso no se prohibe hacerlo después, ante la urna que conserve las cenizas del cadáver.          

            En todo caso, si el sacerdote que va a hacer esos funerales se entera de que se  llevan a cabo motivados por algún principio doctrinal contrario a los de la Iglesia Católica,  debe tomar las precauciones oportunas e incluso negarse a hacerlos. Aunque a mí me parece este un caso muy poco probable, porque el mero hecho de acudir al sacerdote  hace pensar que se acepta la Doctrina que él representa.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF