Home Up  

 Boda con Misa                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ ¿Existe alguna disposición que prohiba la celebración de una Misa en una ceremonia matrimonial efectuada en la Iglesia? ¿O el canto? Eileen García.

                        R/ Según el Derecho canónico en los cánones 1108 y siguientes, el responsable primero y máximo (Derecho divino) de todo el ceremonial matrimonial es el Obispo y como prolongación de ese Derecho (eclesial o canónico) el Párroco. Esto en teoría. En la práctica, el que tiene contacto con esto más directo es el Párroco; y, normalmente, es él quien ejerce esa responsabilidad, autorizando o prohibiendo...

            No sé cuales fueron los motivos para esa prohibición de que me hablas. Pero así está en el Derecho. Lo cual no justifica utilizar expresiones violentas, ni al que prohibe, ni al que recibe la prohibición. Normalmente el Párroco tendrá en cuenta los momentos litúrgicos. Por ejemplo en Aguada no se autorizan Bodas en tiempo de Cuaresma, de modo que quienes la solicitan para ese tiempo ya saben que deben elegir otro momento. Quiero pensar que en ese caso hubo alguna razón de este tipo...

            Por lo demás me asusta un poco la pregunta. Yo la hubiera formulado diciendo: “¿Se puede celebrar una Boda sin Misa?” Porque de mis 42 años de sacerdocio llevo solamente ocho en puerto Rico; el resto en España. Y no recuerdo haber hecho allí ni una sola sin Misa, que es el cuadro más apropiado para la celebración matrimonial. Así se expresa el Ritual del matrimonio y ofrece la posibilidad de dar la Comunión a los nuevos Esposos bajo las dos especies de Pan y Vino.

            Además, el número 1621 del Catecismo de la Iglesia Católica lo recalca con palabras muy expresivas: “En el rito latino, la celebración del Matrimonio entre dos fieles católicos tiene lugar ordinariamente dentro de la Santa Misa, en virtud del vínculo que tienen los dos sacramentos con el Misterio Pascual de Cristo.... Es, pues, conveniente que los esposos sellen su consentimiento... uniéndose a la ofrenda de Cristo por su Iglesia... para que, comulgando en el mismo Cuerpo y en la misma Sangre de Cristo «formen un solo cuerpo», en Cristo”.

            Algo parecido puede decirse positivamente del canto. Lo único que debe tenerse en cuenta es no avasallar la Liturgia con él, sino aprovechar los momentos oportunos para embellecerla.     

            Pero aquí, dada la cantidad de Misas que tenemos todos los sacerdotes los sábados, que es el día elegido normalmente por los novios para casarse, y el conflicto que se generaría con las binaciones, trinaciones o más, con la posibilidad de que se nos acusase de Simonía, por querer multiplicar el dinero con el estipendio de Misas, se tiene la costumbre de celebrar la Boda fuera de ella.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF