Home Up  

 Apariciones                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

  

          P/ En siglos pasados la Iglesia siempre proclamó como milagro las apariciones de la Virgen María. ¿Por qué ahora la CDF. (Cofradía de la Fe) o la CEP. (Conferencia Episcopal Puertorriqueña), lo rechazan en el caso del Pozo? Angel S. Negrón, Mayagüez.

             R/  Resumir una postura vivida durante 20 siglos no es fácil. Es cierto que ha habido muchos visionarios en la Historia de la Iglesia y que ella ha tenido que actuar con mucha prudencia y, a veces, con mucha firmeza. Por eso quiero referirme a los acontecimientos de estos dos o tres últimos siglos, para que no nos asustemos demasiado. Y más en concreto a dos de los que citas en tu carta, como ejemplo de todos ellos: Lourdes y Medjugorie.

            La Iglesia no solamente no ha calificado de milagrosas esas apariciones; es que ha dicho, expresamente en el caso de Medjugorie (Carta de Msr. Tarsicio Bertone, secretario de la “Congregación de la Doctrina de la Fe”, del 5 de abril de 1997), que “no es posible afirmar que se trate de apariciones o revelaciones sobrenaturales”. En ambas ha constatado una devoción a la Sma. Virgen, con el fruto sacramental de Confesiones y Comuniones y por lo tanto ha respaldado el culto que allí se da de Latría a Dios y de Hiperdulía a la Virgen.

            Esto me recuerda una anécdota contada por uno de nuestros profesores, ya hace muchos años: A un médico racionalista francés que se reía de la credulidad de la Iglesia Católica ante las curaciones de Lourdes, se le presentaron una media docena de casos para que viera que allí no se procedía a la ligera. Cuando él los revisó y reconoció su error, le replicaron: “Ninguno de esos casos ha sido reconocido como milagroso por la Iglesia”.

            Las curaciones aparentemente milagrosas en Lourdes se cuentan por decenas de miles. Es asombroso ver la procesión de antorchas con los enfermos en la esplanada de su santuario. Pues bien, hace un par de años se contabilizó el milagro número 76. Los demás no han sido reconocidos como tales.

            La diferencia con el Pozo es que cuando aquí se recibe una carta del mismo secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), (25 de agosto de 2000) y con el mismo contenido que la recibida en Medjugorie, en el Pozo no se acepta como allí y se sigue contraviniendo a dicha “Congregación para la Doctrina de la Fe” y a la Conferencia Episcopal Puertorriqueña.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF