Home Up  

 Celibato ortodoxo                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ Gracias por responder a mi pregunta sobre el celibato de los sacerdotes. Pero, ¿por qué no nos habló también de la disciplina de las iglesias orientales en este terreno? Frankie E. Mújica, S. Juan.

            R/ Pues por dos razones bien simples: la primera, porque no se me ocurrió y la segunda, porque de habérseme ocurrido, hubiese tenido problema de espacio.

            Ya en otra ocasión, hablando de las sectas, me referí al problema de los ortodoxos. Pero te agradezco que me des ocasión de aplicarlo a esta cuestión. La Historia de la Iglesia está plagada de unas que surgen y otras que mueren; y eso desde los tiempos apostólicos. S. Pablo (IICor. 10 y 11) habla de aquellos que conturban con sus teorías a los corintios: “No nos atrevemos a compararnos con algunos de éstos, que se hacen propaganda. ¡Qué estúpidos! Se miden con su propia medida y luego se comparan consigo mismos”. Lo del Cisma de Oriente con Miguel Cerulario a la cabeza, o tres siglos después con el de Occidente, así como la reforma protestante, que, con lo del “libre examen”, dará un vuelco a todo esto, no son más que hitos en esa bimilenaria historia de las herejías y cismas en la Iglesia.

            También entonces me referí a muchas de esas secciones: coptos, armenios, sirios, etíopes, maronitas... Teológicamente hablando, unos grupos no se separaron de la Iglesia Católica; otros regresaron a ella después de tristes experiencias, por eso es muy difícil concretar. Esto lo hemos visto en algunos viajes del Papa. Sitios ha habido donde las manifestaciones públicas contra él eran alimentadas precisamente por sectores religiosos; incluso monjes, que salieron de sus conventos para eso. En otras ocasiones se le ha recibido como el Hermano Mayor que es y que demuestra su condición de católicos. Lo cierto es que la Iglesia respetó muchas de sus costumbres, tanto en ritos, ornamentos, iconos, ceremonias, cantos..., como en la cuestión del celibato.

            Y es cierto que muchos de estos grupos católicos de rito griego tienen curas casados. Pero no es que dejen casarse a los curas, es que ordenan personas casadas. Si están ya ordenados, no les permiten casarse; lo mismo que si quedan viudos. Los protestantes en este terreno hacen lo que les da la gana.

            El celibato en el rito latino es una situación disciplinar dentro del clero diocesano o seglar, que, al menos en teoría, podría cambiar. Pero en el caso de los sacerdotes pertenecientes a Ordenes Religiosas (agustinos, franciscanos, dominicos, salesianos...) no puede haber renuncia a él, puesto que es una de las bases de la Vida Comunitaria dentro de ellas.

            “Que si la Iglesia Latina hiciese lo mismo tendría más vocaciones”: Es una opinión digna de respeto. Yo no la comparto, porque creo que la falta de vocaciones radica en motivos más serios que el mismo ejercicio del sexo. “Que de esa manera se terminaría con la pedofilia de los sacerdotes”: Reitero lo que dije entonces: no lo veo así.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF