Home Up  

 Baut. en el Espíritu                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

           

            P./ Tengo entendido que hay un solo bautismo (Ef. 4,5). Pero he oído a los Carismáticos Católicos y a los Pentecostales hablar de un bautismo del Espíritu Santo. Quisiera saber si este Bautismo es el mismo del que se habla en Efesios o es un bautismo diferente. Luis Santiago, Ponce.

            R/ No seré yo quien cambie el texto de S. Pablo: “Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre...” Esta cuestión ya fue tratada en otras ocasiones y recogida en las páginas 83, 99 y 111 del libro publicado con el título de esta columna y cuya reseña salió en el Visitante, # 33.

            La doctrina sobre el Espíritu Santo es enormemente consoladora para los cristianos. El año 1998 se le dedicó a Él para preparar el Jubilar 2000. Sería inútil querer resumir en una columna todo lo que se dijo entonces. Y si hablar de Dios es comprometido porque entramos en el Misterio de su Trinidad, Eternidad, Sabiduría,  Omnipresencia..., cuando hablamos del Espíritu nos detenemos precisamente en lo que más nos aparta de nuestras categorías de espacio y tiempo. Por eso ahí inevitablemente tenemos que utilizar figuras retóricas y gramaticales, como enálages, hipérboles, metáforas...

            La Iglesia recibió de Jesús los cauces de Gracia de Dios y los llamó “Sacramentos”. Poco a poco fue precisando textos y gestos litúrgicos hasta llegar a lo que tenemos hoy. Y una de las cosas que tenemos es la terminología sacramental. Hay 7 sacramentos y nunca hubo más; sus nombres: Bautismo, Confirmación, Penitencia, Eucaristía, Unción de Enfermos, Orden y Matrimonio. Estas siete palabras tienen un contenido léxico específico, acuñado a través de toda la Historia de la Iglesia y recogidos en su Catecismo. Cualquier aplicación a otro contexto tiene que ser necesariamente metafórico (meta-fora = tras-lado) y por tanto acomodado. Cuando acomodamos la palabra Bautismo a la acción del Espíritu Santo y hablamos de “Bautismo en el Espíritu”, es necesario saber que lo hacemos de este modo.

            Conste que, dada la dificultad para poder expresarnos sobre el Espíritu Santo, considero inevitable y legítimo este método literario. En otras ocasiones se habló de la “Inhabitación del Espíritu Santo en el alma de los justos”. Ahora se habla del “Bautismo en el Espíritu”. Yo considero ambas expresiones sinónimas: más realista la primera y más metafórica la segunda.

            Por tanto, en respuesta a tu pregunta, te diré que la palabra “Bautismo” se aplica con sentido estrictamente eclesial a lo dicho en Efesios y contemplado en la Historia de la Iglesia como Sacramento (Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo); y metafóricamente cuando se habla del Bautismo en el Espíritu. No hay un nuevo Sacramento y por tanto se trata de una cosa diferente. El Sacramento en el que más cuenta la acción del Espíritu Santo es el de la Confirmación y el del Orden.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF