Home Up  

 Resurrección                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

  

          P/ a) Si morimos y Cristo nos tiene preparada una habitación a la medida de cada uno, para siempre, ¿cuál es el propósito de resucitar? b) ¿Será posible que esa segunda venida de Cristo esté ocurriendo con cada muerte de un cristiano? c) Cuando decimos en el Credo “creo en la resurrección de la carne”, ¿no es ciertamente carne como la conocemos o sí? ¿Cómo es entonces el cuerpo de Cristo, si comía? d) ¿Podemos decir que el cristiano no resucita una vez sino tres: con el bautismo, con la muerte y en la renovación del mundo? e) ¿Se puede entender todo esto? Terry Lozada, Coamo

            R/ Gracias por la confianza que manifiestas en tu carta de la que he sacado y enumerado solamente las preguntas, para ser más conciso.

            a) Es cierto que todos los muertos resucitarán en el momento del juicio final con los mismos cuerpos que tuvieron, para perpetuarse en lo que ganaron en su vida: el cielo o el infierno. Es decir lo que hasta entonces gozaba o sufría sólo el alma, ahora lo harán los dos juntos.

            b) Ese era el argumento con que se justificaba un visionario para decir que el fin del mundo iba a llegar el 17 de julio de 1998, cuando pasó ese día y no ocurrió nada. La segunda venida en gloria y majestad será para todos. El “cuándo”, por mucho que se esfuerce Yiye Ávila en querer descubrirlo, no lo sabe ni Cristo; sólo el Padre Celestial (Mt. 24,36).

            c) Sí y no: Cristo tenía el mismo cuerpo después de resucitado, podía comer; pero también atravesar las paredes (Jn. 20,29). Es lo que se llama en Teología un “cuerpo glorificado”. Sólo desde esa perspectiva de inmaterialidad puede comprenderse esto.

            d) Cuando hablamos de resurrección por el Bautismo, estamos aplicando este término  de modo metafórico: la verdad es que por él renacemos a la gracia de Dios. Con la muerte no renacemos a nada, simplemente nuestra alma sale del cuerpo para encontrarse con Dios y esperar en el lugar que le corresponde para unirse en el momento de la Parusía con su cuerpo y  perpetuarse en lo que ha ganado en esta vida con su esfuerzo, pero sobre todo con la Gracia de Dios. Lo de la “renovación del mundo” me sabe a planteamientos de la Nueva Era y prefiero no entrar en ese terreno, por demás imaginativo.

            e) Te felicito si has podido comprender que no comprendes... Dios es mayor que tú y es normal que ningún hombre pueda entenderle. Eso supondría que el que le entiende es mayor que él. La palabra “misterio” puede ayudarnos mucho en este sentido.

             Creo que es el gran defecto de los que quieren saberlo todo y, como no llegan, inventan... Smith lo hace con un descaro manifiesto y, a la verdad, lo que busca es la justificar la poligamia. Russell sabe muy bien que explotando el sentimiento religioso será dueño del dinero y de las personas que le hagan caso. Lutero no sabrá resolver sus problemas internos, pero cuando le dan el título de maestro en Biblia se arrogará ser él el único que sabe interpretarla, para terminar viviendo como dueño único y señor del monasterio de monjes, pero esta vez con una ex-monja. Coincido contigo en tener lástima de estos personajes.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF