Home Up  

 Sufrimiento Jesús                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ ¿Por qué Jesús tuvo que sufrir? ¿Cuál fue el cálculo mediante el cual la Crucifixión y Muerte salvaría a la humanidad? ¿Por qué en el plan de Dios tenía que sufrir como lo hizo? José García, Arecibo.

             R/ Es una cuestión sumamente interesante, para la cual yo no tengo respuesta. Según algunos teólogos, a los que me sumo, no era necesario que Jesús sufriera.

            Es cierto que las profecías, sobre todo la de Isaías, nos previenen de lo que iba a pasar. A pesar de lo cual, ningún judío del tiempo de Jesús esperaba lo que ocurrió. Eso indica que si algo había en las profecías de sufrimiento del Mesías, se había olvidado por completo. Incluso los mismos discípulos, cuando se lo previene Jesús, no le dan crédito y la sorpresa no puede ser mayor para ellos, cuando ven que ya no se abre camino por entre los que le iban a despeñar, sino que se deja hacer, por el torrente Cedrón… y toda aquella noche de viernes. Herido el pastor, se dispersan las ovejas. Aún más, cuando algunas mujeres les comunican que ha resucitado, lo toman como cosa de mujeres y no las creen.

            Y es que las profecías preven, no obligan; anuncian o denuncian, no establecen cánones de acción obligatoria.

             Era necesario, eso sí: Que Jesús se encarnara. Solamente con la fusión de las dos naturalezas, la divina y la humana, unidas hipostáticamente bajo la 2ª persona de la Santísima Trinidad, con el nombre de Jesús, podía realizarse nuestra redención. El pecado toma su dimensión por la persona ofendida, Dios. Y solamente con su presencia podía ser realizada la recuperación de la naturaleza humana caída. Era necesario pues la Navidad, no la Pascua.

            Pero, si ya la Navidad es un misterio de amor, ahora soy yo quien formula la pregunta: ¿Quién puede calcular el abismo del amor de Dios a los hombres, cuando le ve no solamente traernos su vida, sino dárnosla y de ese modo? Quiso darnos ejemplo para que nadie se asuste de su propia cruz (enfermedad, sufrimiento, persecuciones, calumnias…) cuando puede contemplar esa otra Cruz voluntaria y enamorada. Quiso también darnos ejemplo de cómo había que cumplir el primer mandamiento de su Ley: Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. Quiso, en fin, darnos ejemplo de cómo había que llevar a cabo el Mandamiento Nuevo: “En eso conocerán que sois mis discípulos, en que os amáis unos a otros” (Jn. 15,9 y ss.). “Nadie ama más al amigo que quien da la vida por el amigo”. Y nadie va a superar en esto a Jesús.

¿Te parece poca razón? Ante tanta generosidad de Dios, no amarle a él sobre todas las cosas, nos convierten en seres viles y mezquinos.

 

Para otras dudas consulte: http://sududa.tripod.com – sección Mística.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF