Home  

 Moral                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

El vestir decente
Decencia Vestir
Obligación Misa
Pecados de lengua
Juegos de azar
Envidia
Clonación
Homilías
La homosexualidad
Pecados mortales
Casetes piratas
Penitencia cuaresmal
Masturbación
Maldad Mundo
Poder Mundial
Tatuajes

          

            S. Juan (15,10) dice que para conocer si permanecemos en el amor de Dios, debemos observar sus mandatos. Comunicarse con Dios a través de lo que él quiso dejar a la Iglesia: su Cuerpo y su Sangre, es lo elemental. La consecuencia lógica es cumplir con las exigencias de ese Dios, a quien decimos que amamos, cuando le recibimos. La Moral es, pues, la parte de la religión que nos dice lo que debemos hacer para ser consecuentes con lo que tenemos por fe. No podemos quedarnos con las manos en bolsillo de esa fe luterana sin obras. Y eso lo tenemos en el Decálogo, ley de Dios, y en los mandamientos de la Iglesia.

Por el primero conocemos los deberes para con Dios, los tres primeros mandamientos (no tener otros Dioses que él, ni usar su santo nombre en vano, santificar sus fiestas) y para con el hombre, los otros siete (honrar a los padres, no matar, no cometer adulterio, no robar, ni mentir, ni desear bienes ajenos, mucho menos la mujer o el marido). De parte de la Iglesia está mandado: Santificar los días del Señor oyendo Misa entera, confesar al menos una vez al año, comulgar en Pascua, ayunar o abstenerse de carnes los días preceptuados, ayudar a la Iglesia en sus necesidades, también económicas.

            He aquí algunas cuestiones planteadas.


 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF