Home Up  

 Obligación Misa                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

           P/ La paz de Cristo sea con todos los miembros del Visitante. Que Dios les bendiga para seguir haciendo bien su trabajo. Gracias anticipadas por su respuesta. Mi pregunta es: ¿Se puede faltar a la Misa por estar friendo en el kiosco de la Iglesia? Ana Amador, Barceloneta.

             R/ No sé si merece la pena traer aquí lo que ya se ha dicho en esta misma sección sobre el día del Señor (Dominicus dies - Domingo) en contra de la postura adventista de querer recuperar el sábado judío. Jesús resucitó el primer día de la semana. Podía haberlo hecho en sábado. ¿Por qué no lo hizo? Esta es la razón que nos mantiene en la costumbre nacida espontáneamente con los primeros pasos de la Iglesia Católica. No la hay más válida.

             El canon 1246 del Derecho Canónico dice: “El Domingo, en que se celebra el misterio pascual, por tradición apostólica, ha de observarse en toda la Iglesia como fiesta primordial de precepto”. Y añade los otros días de precepto durante el año, que pone en manos de las conferencias episcopales para que puedan señalarlos. En Puerto Rico son 4: el 1 de enero (Santa María, Madre de Dios), el 6 (Epifanía o día de Reyes), El Corpus Christi (Jueves después de la fiesta de la Sma.Trinidad) y 25 de diciembre (Navidad). Te aconsejo que leas el # 2174 y siguientes del Catecismo de la Iglesia Católica, donde tendrás otras aclaraciones que no caben en esta columna.

            El canon 1247 precisa: “El Domingo y las demás fiestas de precepto los fieles tienen la obligación de participar en la Misa”. No olvides que “éste es el sacramento de nuestra fe”, como decimos todos los días en ella y, por lo tanto, el mejor modo de cumplir el tercer mandamiento de la ley de Dios: “Santificar la fiestas”.

            Si has leído ya el Catecismo de la Iglesia Católica, comprenderás mejor que no se puede cambiar lo esencial, lo de Dios, por algo humano, tan bonito o tan útil o tan práctico como es estar recogiendo chavos en el kiosco, para una obra indudablemente benéfica de la Parroquia. A veces se dice que lo mejor es enemigo de lo bueno. En este caso cabría decir que lo bueno es enemigo de lo mejor. Y mejor es indudablemente el oír la Misa que el freír. ¡No es bueno faltar a la Misa por eso!

            En la práctica, al menos como veo que se hace en Aguada, en el kiosco hay siempre varias personas. Mientras unas atienden la fritura, otras dejan el delantal y participan en la Eucaristía. A la siguiente Misa se intercambian y todos comulgan y cumplen perfectamente con el precepto de santificar al día del Señor, oyendo Misa; descansan y hacen una buena obra.           

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF