Home Up  

 Bautizar niños                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ ¿Por qué la Iglesia Católica bautiza a los niños recién nacidos, si Jesús se bautizó de 30 años? Anónimo.

             R/ La pregunta, alimentada en alguno de esos folletos que siguen sembrando entre la gente sencilla personas con no muy buena voluntad, por mucho que quieran disimular, envuelve, una vez más, una acusación contra la Iglesia Católica, sin darse cuenta de que ésa no es una acusación, sino una de las tantas maneras lógicas que tiene la Iglesia para continuar con las enseñanzas que le dejó Jesús en la persona de los apóstoles y éstos en la de los obispos.

            Quien conoce el dogma de la Comunión de los santos, por el cual Cristo es la cabeza y nosotros los miembros (¿recuerdan la parábola de la vid y los sarmientos? -Jn. 15,1-), y la conoce en profundidad, no se le ocurrirá jamás poner en entredicho precisamente a los niños. Debe saber muy bien que “quien no se hace como ellos no entrará en el reino de los cielos” (Lc. 18,17). Y si es verdad que la salvación nos viene por Cristo y su gracia llega a nosotros por el Bautismo, condenar a un niño a no ser bautizado es condenarlo a no tener esa gracia durante... ¿cuántos años?  Y si es verdad que “quien no está conmigo está contra mí” (Mt. 12,30), poner a esos niños en contra de Jesús, indudablemente amados de una manera especial por Él, es una canallada que al mismo Jesús no le ha de saber nada bien, supongo.

            Y esta suposición mía está más cerca del Evangelio que todas esas otras, mucho más intelectuales y democráticas, de los que piensan que a nadie se le puede obligar a nada y que cuando bautizamos a un niño estamos quebrantando el fuero interno de una persona sin darle opción a ejercer su voluntad. Pero es que por ese modo de razonar (¡qué inteligencia!), por que no exigimos a una mamá, que acaba de dar a luz a su hijo, que no le dé de mamar hasta que no sepa distinguir si es la teta de su madre o de otra?  

            ¡Cuánta bobada! ¡El caso es negar el aspecto maternal de la Iglesia Católica aún cayendo en el ridículo de desnaturalizar a nuestras madres humanas!

            En este aspecto además hay que recordar que el bautismo de Juan era de Penitencia y el que nos deja Jesús es de Gracia. Y, aunque coincidan en el rito, la diferencia del que nos deja Jesús es fundamental.

            A propósito del rito, hay que decir que la Biblia no nos lo describe. Y por la palabra griega “baptidsein” no se puede concluir que tenga que ser por inmersión, porque también significa “Lavar” y “Tapar”. La Iglesia Católica conoce los tres modos de hacerlo: Por Inmersión (metiendo todo el cuerpo en el agua), por Aspersión (a distancia, con un hisopo muy ramoso) y por Infusión (vertiendo agua en la cabeza del bautizando) que es la que primero sugiere la iconografía de los primeros siglos del cristianismo. Decir que solamente puede hacerse por Inmersión, como exigen algunas sectas, es sencillamente una metedura de pata histórica y bíblica.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF