Home Up  

 Transustanciación                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

P/  Hay quienes no creen en la transustanciación. Los testigos de jehová celebran la Cena del Señor en la fecha que coincide con el 14 del Nisán judío. ¿Qué enseña la Biblia acerca de la transustanciación? Jesús Hernández Díaz, Toa Baja

 R/ Y en las películas del Oeste caen muertos como conejos y a la película siguiente vemos a los mismos actores volver a caer otra vez muertos bajo las balas de los indios o de los soldados del Fuerte Trinidad… La cena de los testigos del mal llamado jehová (así, con minúscula, porque es una palabra mal formada gramaticalmente) es eso, una película de ficción. Por mucho que se esfuercen en lo del mes de Nisán y precisamente porque se fijan en él, olvidan que la Misa la inventó Jesús, con el que se ha establecido una Nueva Alianza para los hombres, y que cuando dijo: “Haced esto en memoria mía”, no se limitó a ese mes, sino que dejó en manos de sus sacerdotes el hacer siempre que lo creyesen conveniente una cosa que hasta ahora había sido impensable. Y la Iglesia consideró que la mejor manera de celebrar el día del Señor era con la Misa. Y no solamente una vez por semana, sino todos los días, porque ésa es la “comida” espiritual (Jn.6,51)… Comer sólo una vez al año, ¡pf!, no deja de ser un raquitismo impresionante, ante la voluntad de Jesús de hacerse presente así entre nosotros.     

La Biblia, por su parte no dice absolutamente nada de transustanciación. Sencillamente porque no conoce esa palabra. No entiendo esa obsesión de ver todo y sólo lo que está en la Biblia, dado que la Iglesia no plasmó en ella todo lo que había recibido de Jesús (Jn.20,23). El otro día alguien me dijo: “Todo lo que está en la Biblia es de Dios y todo lo que no está en la Biblia, del demonio”. Yo le repliqué: pues entonces tú eres del demonio, porque tu nombre no está en la Biblia…

Ese término se acuñó en la Edad Media como fruto de lo que se ha llamado la cristianización de la filosofía aristotélica, sobre todo por parte de Santo Tomás de Aquino. Parte del concepto griego de sustancia y accidente. Sustancia es lo que esta debajo (sub) de lo que aparece al exterior, que son los accidentes: color, sabor, peso, medida… La sustancia sustenta los accidentes. Pero en este caso hay una transposición (trans) de una sustancia (la de pan), por otra (la del Cuerpo de Cristo). Le ponemos el sufijo de abstracción (-ción) y ya está: tran-sustancia-ción. Y los accidentes no han cambiado. ¡Si alguien encuentra otro término u otra explicación más feliz…!

Y esto no es un invento de la Iglesia medieval. Es una formulación de lo que había aprendido de Jesús y explicado desde siempre; por ejemplo, san Pablo les recuerda a los corintios lo que, mucho antes de escribirles su carta, les había explicado de palabra: “que Jesús tomó el pan…y dijo: tomad y comed, esto es mi cuerpo…” (1 Cor.11,23 ss). Es decir: “Esto que veis por fuera (accidentes) pan, es por dentro (sustancia) mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Ha habido un cambio (trans) que también vosotros debéis hacer. Yo os doy la potestad…” Y allí estaban los jerarcas de la Iglesia: Apóstoles, que luego dejarán todo en manos de sus sucesores, los Obispos. Los testigos ni estaban allí, ni han querido entrar en la sucesión lógica de estos “amigos” de Jesús.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF