Home Up  

 Matrimonio y Bilbia                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

P/ Debido a tantos problemas y líos matrimoniales que existen, ¿qué textos bíblicos pueden contribuir a mejorar un matrimonio? Ángel Negrón.

 R/ Ninguno. Estamos partiendo de que la lectura de la Biblia es la solución de todo. Y desgraciadamente en muchas ocasiones no lo es de nada. No hay que olvidar que la Biblia es la palabra de Dios, por tanto un instrumento para acercarnos a él; no la panacea de todos los problemas. Al contrario, de la lectura de la Biblia mal hecha por los que precisamente creían ser los únicos buenos (ahí está Lutero), han surgido todas las divisiones cristianas. Y eso es tremendamente lamentable. Por otra parte, ninguna de esas sectas considera el matrimonio como un sacramento.

Por la experiencia de confesionario y de oficina parroquial, los afectados por esos problemas no se detendrán ante ninguna cita bíblica, ni para reflexionar ante la quinceañera decisión de casarse, ni para arreglar ese matrimonio, ni para meditar ante esas nuevas uniones, que ya se ve desde el principio que no pueden prosperar, y que, por tanto, no pueden recibir la bendición de Dios, al menos a través de sus sacerdotes. No olvidemos que la Biblia es letra muerta; la Iglesia es el elemento vivo de Dios a través del Papa, Obispos y Presbíteros. 

No obstante, para responderte positivamente, y dando valor al texto de Timoteo (2Tim. 3,16), ahí te van algunos.

Mt. 22, 35-40: Los judíos no acuden a Jesús para resolver, sino para poner a prueba a Jesús con lo del divorcio.

            Mc. 10, 6-9: Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.

            I Pe. 3, 1-9: Mujeres, sumisas; hombres amantes como Cristo, es decir dispuestos a dar la última gota de su sangre por las esposas y los hijos... (Ef. 5. 21-23).

            I Cor. 6, 13-20: El cuerpo no es para la fornicación.

            Eclo. 26, 1-4, 16-21: Exaltación de los valores femeninos en el buen desarrollo de la vida familiar. Recordemos, por ejemplo, a santa Mónica y santa Rita de Casia, que con su virtud ganaron a sus maridos para Dios.

            Tobías, sobre todo los capítulos 7 y 8: Para comenzar sus relaciones íntimas se prepararon rezando a Dios de rodillas, porque “no podían unirse como los paganos que no conocen a Dios”.

Podíamos añadir todos los textos en que Dios actúa con alguna pareja: Adán y Eva, Abrahán y Sara, José y María… O aquellos que hablan del amor fraterno, del respeto al hermano…, que en el Nuevo Testamento están por doquier...        

            Para otras dudas sobre este tema vea: http://sududa.tripod.com en la sección Sacramentos.

 

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF