Home Up  

 Bautismo niños                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

 

            P/ Si el bautizo es para liberarnos del pecado, ¿por qué se tiene que bautizar a niños bebés que no tienen esa malicia? Es al ser adultos cuando sabemos lo que está bien o mal y es entonces cuando podemos arrepentirnos. Jesús fue bautizado al ser adulto, ¿por qué su Iglesia no hace lo mismo? Sheila Marel Pérez

 

            R/ Ya es la cuarta o quinta vez que toco este tema. Pueden consultar la página http://sududa.tripod.com – sección: Sacramentos. Pero, como siempre salen algunos matices nuevos, lo haré una vez más. 

            Cuando hablamos del pecado, pensamos, lo primero, en el que nos viene desde nuestros primeros padres, el llamado “Original”. Ese pecado también lo tienen los niños recién nacidos. Y no se les puede condenar, por ser niños, a no tener la gracia de Dios, ni aunque lo dijese la Biblia (que no lo dice). El Sacramento del Bautismo es el que nos abre el camino del cielo. Y si a sus discípulos les reprendió diciéndoles que dejasen a los niños acercarse, no sé que les diría a los que piensan como tú.

Lo de que “los adultos sabemos lo que está bien o mal…” ¡Pff…! Pues, ¡qué mal lo demostramos! Porque para ello, lo primero que hay que tener en cuenta la Ley de Dios. Y los que se reafirman en sus capacidades de distinguir el bien del mal suelen estar muy alejados de ella.

Por eso, lo de “nos arrepentimos”… Me hace mucha gracia… ¡Cuando nos han gatilleado con 23 balazos! Y entonces, ¡ya  ni siquiera tenemos tiempo…!

Convéncete: Para mantenerse en los parámetros de Dios, lo mejor es seguir las directrices de su Iglesia. Es a Ella a la que le ha confiado “toda la autoridad sobre el cielo y la tierra” (Mt. 28,18). Y uno de esos cauces es respetar el puesto que ha querido para sus bebés, tanto más amados de Jesús, cuanto más indefensos. (Véase el Catecismo de la Iglesia Católica, n. 1250).

En cuanto a lo del bautismo de Jesús, la repuesta es muy fácil: Porque el que recibió no era el que inventó Él para su Iglesia, sino el inventado por otro, que no era de su Iglesia, aunque tenga todos los honores de ser su Precursor. El bautismo de Juan era una mera ceremonia penitencial y no puede compararse con la ceremonia sacramental de Jesús. Con ésta se nos da su Gracia, se nos abren las puertas del Reino de los cielos y se nos da la capacidad de pertenecer el Cuerpo Místico de Cristo. ¿Te parece poca la diferencia?

La Iglesia no hace lo mismo que Juan, porque su Bautismo es otra cosa, por voluntad expresa de Jesús.

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF