Home Up  

 Confesión Divorciados                                                                                             Aguada, Puerto Rico

 

P/ El, otro día alguien vino a confesarse a sabiendas de que no podía comulgar porque estaba conviviendo con otra, que no era su mujer. Según él, algún sacerdote le había dicho que lo que no podía era comulgar, pero sí confesar. ¿Puede aclarar esto en el Visitante?  P. Santiago Rivera, Moca.

 

R/ Como es comprensible para cualquier lector de esta columna, el P. Santiago sabe de sobra la respuesta. Pero ha querido que yo toque de nuevo el tema, para deshacer confusiones. Y yo lo hago con gusto. ¡Ojalá lo logremos!

En realidad pienso que no es la ignorancia, sino el interés de los interesados (valga la redundancia) lo que manda. Como saben que están haciendo las cosas mal, buscan enfrentar lo menos posible las consecuencias de su error. Y creen que confesándose, aunque no comulguen, ya están un poco justificados. Pero me resisto a pensar que algún sacerdote no sepa algo tan esencial y no les hable claro. A no ser que ellos le oculten su situación.

Aquí puede pasar lo que a aquellos estudiantes de lengua: Cuando iniciábamos la explicación de las oraciones compuestas, yo siempre repasaba la sintaxis de las oraciones simples. Y había algunos que estaban completamente despistados. Una vez, pregunté con cierta malicia:

- Pero, ¿es que no os lo han explicado esto en el curso anterior?

Y, claro, me respondieron:

- ¡No, padre, no, no!

- ¿Quién fue vuestro profesor?

- D. Fulano.

- Espera, que le llamo…

¡Enseguida me cerraron el paso!

Este tema ya lo he tocado en otras ocasiones, insistiendo en diversos matices. El verdadero problema está en que al ir a hacer uno de los sacramentos (Matrimonio) fuera de la Iglesia, ajando ese sacramento y quebrantando el sexto mandamiento de la ley de Dios, ambos (él y ella) permanecen fuera de la misma Iglesia y, por tanto, incapacitados para sus otros sacramentos, sobre todo el de la Confesión y Comunión.

Y por insistir y afrontar esta cuestión, copio una frase que ya escribí en otra respuesta: “En general lo que nunca hará la Iglesia Católica es absolver de un pecado que se sigue cometiendo (en este caso el concubinato); porque, cuando vienen supuestamente a confesarse, dan a entender que no tienen ni Arrepentimiento, ni Propósito de Enmienda, que son los determinantes básicos del Sacramento de la Penitencia. Por eso, no pueden comulgar los que se encuentran en esa situación, porque no han podido confesarse y recibir la absolución antes”.

Desde luego que es bueno que hablen con un sacerdote. Pero no me gusta que llamen a eso “dirección espiritual”, porque ésta sería como una segunda etapa: Los que ha salido del pecado por una buena confesión, ahora se orientan para vivir positivamente la Gracia que han recibido. Y esta conversación está en el polo opuesto.

 
Para dudas ó comentarios diríjase a:  frirevilla@hotmail.com
Copyright © 2003 Padre Isaías
Última Acualización: 04/04/05 05:39:16 PM -0400 IMRF